martes, 19 de julio de 2011

CENAPRED CAPACITA A DIRECTORES DE PC SOBRE DESLAVES.

San Luis Potosí, S.L.P., 16 de julio 2011.- El Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) impartió en esta ciudad el curso de “Capacidades Locales y Genero”, con especialidad en riego en laderas, a directores de Protección Civil de  20 municipios de la entidad así como de Guanajuato y Zacatecas.

El curso fue estuvo a cargo de Guillermo Rendón, subdirector de Capacitación, Belinda García Mejía, jefa de capacitación y Cristóbal Albino Tiburcio, quienes por dos días estuvieron impartiendo los conocimientos a 40 representes de los municipio y estados invitados.

Entre los temas que se expusieron estuvieron los relacionados a los Programas Regionales de Protección Civil, la perspectiva de género en la Protección Civil  y especialmente el riesgo en laderas ante deslizamientos, caídas de rocas y flujos de materiales, fenómenos geológicos íntimamente ligados con la actual temporada de lluvias.

Se explicó que precisamente las tormentas es uno de los factores importantes que generan este tipo de movimientos de tierra y roca debido a que debilita la estructura donde está sostenido el material y si llega al punto de romper el equilibrio entre la fuerza que lo mantiene unido y la misma gravedad, ocurren estos hechos que de no tener identificado como riesgo y tomar las medidas preventivas pueden ocurrir graves tragedias como la que ocurrió en Puebla hace algunos años.

Se comentó que aunque la ingeniería de los suelos es una materia muy compleja, hasta para los mismos ingenieros, es necesario que los responsables de Protección Civil puedan hacer una primera evaluación del riesgo de algún deslave en sus comunidades y si consideran que en verdad existe, se pueda hacer un estudio profundo con personal especializado.

Se destacó que en San Luis Potosí no se han presentado ningún hecho que lamentar relacionado con movimientos de terreno en laderas, debido a que los que se han presentado han sido en carreteras, no obstante ninguna entidad está a salvo de que le ocurra.

Comentaron que este fenómeno ha tomado más vigencia ante el incremento de la instalación de asentamientos en zonas de este tipo de riesgo, los cuales potencializan el peligro al modificar y afectar el medio ambiente al tratar de mejorar los servicios de sus viviendas, como el drenaje que en lugar de correr por una tubería hacia la red de la ciudad, se escurre hacia el terreno que con el tiempo va siendo aflojado por esta humedad.

Finalmente se recalcó que es necesario que el personal responsable de la Protección Civil en las entidades municipales tenga los conocimientos básicos para identificar un posible riesgo, aunque no emitan un dictamen determinante pero que adviertan de la necesidad de estudios más especializados.












No hay comentarios:

Publicar un comentario