viernes, 22 de abril de 2016

Quema de basura, dañino para la seguridad y el medio ambiente

La quema de basura y la utilización del fuego en la limpieza de terrenos es una práctica generalizada y arraigada desde hace décadas tanto en el sector agropecuario como en las zonas urbanas.

Sin embargo, no obstante ser una práctica sancionada por legislaciones estatales y bandos de policía y buen gobierno, se siguen llevando a cabo aún y cuando existen otras alternativas.

Entre las consecuencias de la quema de basura en zonas urbanas está la generación de un humo negro con una gran cantidad de sustancias químicas dañinas para los seres humanos, entre ellas el dióxido de carbono, responsable del cambio climático, genera mal olor y puede impregnar ríos o cuerpos de agua.

Los efectos inmediatos a la salud son ardor en los ojos, irritación de las vías respiratorias y complicaciones en pacientes con asma. A largo plazo puede ser generador de bronquitis, reducción de la transportación del oxigeno en la sangre y daño pulmonar.

En caso de que las quemas de basura salgan de control pueden generar incendios de gran magnitud, principalmente en terrenos baldíos, afectando a casas habitación y predios comerciales.

Las quemas de basura y las quemas agrícolas también pueden salirse de control provocar incendios forestales, poniendo en peligros poblaciones enteras y provocando un impacto negativo en el medio ambiente.

La gran mayoría de los incendios forestales en San Luis Potosí han sido originados por estas dos prácticas, por tal motivo la necesidad de concientizar a la población sobre el daño que genera a la salud y al medio ambiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario